MENÚ PRINCIPAL
Inicio
Morral de Noticias
Directorio D.L.E.
Perfiles
¿Quién está en línea?
Tenemos 43 invitados conectado(s)



30 años del colegio Almirante Padilla, de proyecto comunitario a institución educativa distrital
Morral de noticias
Viernes, 31 de Agosto de 2012 15:17


El sábado 25 de agosto el colegio Almirante Padilla, de la localidad de Usme, celebró 24 años de creación. En la actividad hubo espacio para el arte, el deporte y la recreación. También para recordar que lo que hoy existe es producto de la lucha de una comunidad que hace 30 años quiso tener “un colegio que cubriera las necesidades” de niñas y niños.

Néstor William Páez, un hombre septuagenario y amable, es de lejos quien mejor conoce los orígenes del colegio Almirante Padilla, y por esa razón fue uno de los invitados especiales al “Día del colegio”. Él conoce la historia porque fue no sólo un líder en los tiempos en que Eliodoro Carrillo urbanizó esa zona de la ciudad, sino porque allí se educaron sus hijos, y porque fue el señor Páez quien propuso que el barrio se llamara Almirante Padilla, nombre que también asumió el colegio que el pasado sábado 25 de agosto celebró su día.

Páez explicó a la concurrencia que “en ese entonces el barrio que hoy se llama Almirante Padilla se llamaba Segundo Sector de Santa Librada” y que como él era el “presidente de la Junta de Acción Comunal y no estaba de acuerdo con que fuera el segundo sector de Santa Librada, sino que tuviera un nombre diferente”, entonces propuso “que fuera Almirante Padilla y algunas personas de la comunidad opinaron que fuera La Esperanza, se sometió a votación y así quedó el barrio y  también el colegio”.

Agrega Páez que la idea era sacarle provecho y “darle una identidad diferente, y lo hicimos con el héroe de la lucha de Maracaibo que fue José Prudencio Padilla”.

La marcha del ladrillo

Sobre el origen como tal de la institución educativa el señor Páez recuerda que “en ese entonces sólo teníamos las escuelitas públicas como la de Santa Librada y Villa Nelly, pero salían los niños y no tenían cómo seguir sus estudios secundarios” lo que propició la reunión de los líderes para gestionar un “colegio de secundaria que cubriera esas necesidades”.

Para ello, hicieron uso de unos terrenos en donde funcionaba “una cancha de fútbol de la Dimenor”, y en estos edificaron, con jornadas comunales y marchas de ladrillo, las primeras aulas, que años después, cuando el Distrito construyó la nueva planta física, se destinaron para los talleres de educación diversificada que funcionaron hasta 1992, cuando el Almirante Padilla dejó de ser un CEDID, es decir, un Centro de Enseñanza Diversificada Distrital.

La comparsa


Nelly Gómez, orientadora de la jornada mañana, lleva en la institución los mismos 24 años que cumple como colegio oficial. Apasionada por su trabajo, recuerda junto al señor Páez momentos y personalidades, mientras por el barrio desfilaban al ritmo de la banda marcial y de música tradicional, los estudiantes de las cuatro jornadas ataviados con trajes de todos los rincones de Colombia.

En el ejercicio de memoria salieron a relucir los nombres de Efraín Buitrago, Gladys Burbano, Uribel López, Héctor Canchilla, Gloria Correa, Ricardo Almanza y Concepción Bermúdez, quienes fueron los antecesores de Wilson Suárez, el actual rector, el mismo que de arriba abajo verificaba que la celebración fuera un éxito de principio a fin.

Los encuentros deportivos y las muestras artísticas se extendieron hasta las cinco de la tarde. Estudiantes de la nocturna, la mañana, la tarde y el fin de semana, con sus maestros y familiares se divirtieron y recordaron el origen comunitario de ese colegio que ahora los congrega como una gran familia.